CON GRAN ÉXITO CULMINAN LAS ESCUELAS DE VERANO 2012 EN SANTIAGO

Con una participación cercana a las 7 mil personas culminaron este sábado 14 las Escuelas de Verano 2012, organizadas por el Instituto de Pastoral Santiago, INPAS, y todas las vicarías zonales de la Arquidiócesis.

La ceremonia central de clausura se desarrolló en el colegio de los Sagrados Corazones de la Alameda, sede de los cursos impartidos por el INPAS, y estuvo presidida por monseñor Cristián Contreras Villarroel, obispo auxiliar de Santiago, quien hizo una exposición sobre los 50 años del inicio del Concilio Ecuménico Vaticano II.

El obispo precisó que en octubre de este año, junto con ese aniversario, comienza el Año de la fe, convocado por Benedicto XVI, en el contexto de la Nueva Evangelización, a la que los dos últimos papas han dado una importancia primordial en la actividad pastoral de la Iglesia Universal.

Respecto del Concilio Ecuménico Vaticano II, dijo que “está en sintonía con la tradición más genuina de los apóstoles”, basándose en una cita de los Hechos que dice: “Eran asiduos a la enseñanza de los apóstoles, a la convivencia fraterna, a la fracción del pan y a las oraciones”. Agregó que en estos cuatro aspectos ya se configuraban lo que serían dos milenios después, los cuatro grandes documentos del Vaticano II.

Señaló que a diferencia de concilios anteriores, éste “no es para definir dogmas o verdades de fe, sino que es un concilio eclesiológico, es decir, que quiere hacer reflexionar a la Iglesia sobre ella misma”.

La fe no es algo que se dé por hecho

Monseñor Contreras señaló que la creación de un dicasterio para la Nueva Evangelización, el aniversario del inicio del concilio y el Año de la fe, tienen como telón de fondo una realidad “de secularización constante que se vive en la Europa occidental cristiana” y de una crisis de fe. Destacando palabras de Benedicto XVI al convocar a este Año de la Fe, destacó que “el Papa dice que sucede hoy con frecuencia que los cristianos se preocupan mucho de las consecuencias sociales, culturales y políticas de su compromiso, al mismo tiempo que siguen considerando la fe como un presupuesto obvio de la vida común”, cuando la realidad indica que existe “una profunda crisis de fe que afecta a muchas personas”, como lo resalta el Papa.

Luego, el obispo se refirió a la realidad de Chile, donde las encuestas señalan una progresiva baja de la confianza de la gente en la institución eclesiástica y una creencia que se puede vivir la religión sin pertenecer a una iglesia. Más adelante, resaltó la importancia de acoger hoy en la Iglesia, también en Santiago, las directrices del Concilio Vaticano, y recordó palabras de Juan Pablo II que invitaban a un examen de conciencia respecto de la recepción en hechos concretos de ese concilio.

No temer a los tiempos actuales

Finalmente, planteó dos desafíos “para dar respuesta a la sociedad actual” y recuperar las confianzas perdidas. Uno, volver al texto de la constitución Gaudium et spes, que señala en parte: “Los gozos y la esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez los gozos y las esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo”.

El otro desafío que planteó está relacionado con la concepción cristiana de la historia, de los tiempos, y afirmó que “no debemos temer los tiempos actuales. No debemos retraernos ante los desafíos que la sociedad y la cultura actual nos ponen, porque éstos son nuestros tiempos y los tiempos son lo que somos nosotros. Y si nosotros somos más imagen y semejanza de Dios, más transparentes de ese misterio de Dios que inhabita en nosotros, los tiempos serán mejores”.

Los diplomados

Luego de la palabras del pastor, se entregaron los diplomas y certificados a los participantes en los diversos cursos impartidos por el INPAS. Entre ellos, Sara María Guzmán Soto, que completó el diplomado de dos años de la Catequesis Familiar de Iniciación a la Vida Eucarística, CFIVE, quien expreso que el curso “fue súper bueno, porque he aprendido bastante. Es una experiencia muy enriquecedora”.

Por su parte, Genoveva Pino participó en el curso para comunicadores parroquiales y se mostró muy contenta de los conocimientos comunicacionales aprendidos y también algunos aspectos de la liturgia. “Así vamos a poder entregar una mejor información en nuestras parroquias y capillas”. 

Fuente DOP www.iglesiadesantiago.cl 
Santiago, 14/01/2012

 

GALERÍA DE IMÁGENES


 

Ver todas las noticias

INPAS


Moneda 1845, Santiago de Chile
Fono: (56-02) 530 7170 - E-mail: inpas@inpas.cl