CON RENOVADO ENTUSIASMO CULMINAN ESCUELAS DE VERANO 2013 ORGANIZADAS POR EL INPAS

Con una conferencia de Monseñor Pedro Ossandón, Obispo Auxiliar de Santiago, se realizó en el colegio de los Sagrados Corazones de Alameda, la ceremonia de clausura de la Escuela de Verano 2013 organizadas por el Instituto de Pastoral Apóstol Santiago, INPAS.

Este año participaron alrededor de 7 mil personas en los cursos de formación en la fe que se imparten desde hace ya dos décadas y que han capacitado en todo este tiempo a cerca de 100 mil personas.

Monseñor Ossandón reflexionó sobre los aportes del Sínodo de la Nueva Evangelización para la transmisión de la Fe, a propósito de su participación en esa instancia a fines de octubre del año pasado en Roma.

Como primer punto abordó la necesidad “de una renovación espiritual de la misma Iglesia, para poder renovar espiritualmente el mundo”. Recordó las palabras del Papa Benedicto XVI al finalizar el Sínodo el 28 de octubre pasado cuando en el rezo del Angelus dijo:

“Qué cosa podemos decir al final de estas intensas jornadas de trabajo? Por mi parte, he escuchado y recogido muchos temas de reflexión y muchas propuestas, que, con la ayuda de la Secretaría del Sínodo y de mis colaboradores, intentaré ordenar y elaborar para ofrecer a toda la Iglesia una síntesis orgánica e indicaciones coherentes. Desde ahora podemos decir que de este Sínodo sale reforzado el compromiso por la renovación espiritual de la misma Iglesia, para poder renovar espiritualmente el mundo secularizado; y esta renovación vendrá del redescubrimiento de Jesucristo, de su verdad y de su gracia, de su ‘rostro’, tan humano y al mismo tiempo tan divino, sobre el cual resplandece el misterio trascendente de Dios”.

Monseñor Ossandón explicó que el Papa Benedicto XVI reiteró en varias oportunidades “la urgencia de anunciar nuevamente a Cristo, allá donde la luz de la fe se ha debilitado, allá donde el fuego de Dios es como un rescoldo, que pide ser reavivado, para que sea llama viva que da luz y calor a toda la casa”.

En ese sentido, el Obispo Auxiliar de Santiago dijo que era necesario evangelizar “porque la luz se ha debilitado, el fuego de Dios se está apagando y falta, urge, el calor de hogar en la Iglesia y en todo el mundo”.

Otro aspecto que destacó en su intervención fue que en las proposiciones sinodales se plantea que la Nueva Evangelización asuma como “una dimensión permanente, la acción misionera de la Iglesia. La postulan como una proclamación acerca de la permanente dimensión mundial y misionera de su misión. Pasamos de la Misión Continental a la Misión Mundial”, dijo Ossandón.

Al finalizar el encuentro, el presbítero bendijo los diplomas de los asistentes y los instó a seguir formándose para ser corresponsables en la evangelización.

Fuente:

Por: Haydée Rojas
 
Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl
 
GALERÍA DE IMÁGENES


 
Videos:

Formarse en el Año de la Fe



Ver todas las noticias

INPAS


Moneda 1845, Santiago de Chile
Fono: (56-02) 530 7170 - E-mail: inpas@inpas.cl