SER CATEQUISTA EN SANTIAGO HOY: UN LLAMADO, UNA MISIóN

Alrededor de dos mil catequistas de todas las zonas de Santiago se dieron cita este 4 de octubre en el II Encuentro Arquidiocesano, en el que pudieron profundizar sobre su identidad y tarea: escuchar, anunciar y servir a Jesús entre los habitantes del gran Santiago.

Jóvenes y adultos de las diversas comunas de Santiago se reunieron en este encuentro desarrollado en el Espacio Riesco, para conocerse y compartir la alegría de su servicio catequístico.

El evento comenzó con una síntesis del encuentro del año anterior, y lo vivido en el 2012 en el Encuentro Arquidiocesano de Catequistas Jóvenes, que sentó el precedente que desembocaría en el actual encuentro. Hoy esta cita reúne a los catequistas de bautismo, la CFIVE (Catequesis Familiar), de Confirmación, matrimonios, personas con capacidades distintas (Catequesis Especial) y catecumenado de adultos.

Posteriormente se celebró la Eucaristía que fue presidida por el Obispo Auxiliar de Santiago y Vicario General, Fernando Ramos. En parte de su homilía y haciendo alusión a la carta de San Pablo que se proclamó en la segunda lectura, el obispo señaló “Esta es la misión del Catequista: Ser enviado para hablar del Señor, para que otros puedan comenzar su fe, formar su fe y acrecentar su fe”.

Antes de finalizar la misa, se realizó un reconocimiento especial al Hermano Enríque García Ahumada, uno de los más destacados catequetas chilenos, promotor de la experiencia de la Catequesis Familiar en Latinoamérica y el mundo. De esta manera se quiso celebrar y agradecer su aporte al crecimiento, difusión e investigación de la catequesis nacional.

Luego y durante el momento del break, los asistentes pudieron visitar la Feria de la Catequesis en la que a través de diversos stands se pudieron conocer los últimos recursos disponibles para el servicio catequístico.

Al regresar de ese momento de compartir más informal, se presentó al invitado central del Encuentro, Padre José Luis Quijano, Rector del Instituto Superior Catequesis Argentino. Durante su presentación el sacerdote argentino dio a conocer su alegría de ser invitado a Chile, lugar que a su juicio le regalo la “ternura” de la catequesis familiar a Argentina y el resto del mundo.

“¿Qué es ser Catequista Misionero hoy en la iglesia de Santiago? Esa es la gran pregunta que nos convocó aquí hoy. ¿Qué es lo que nos mueve? Para ser catequista se necesita primero ser llamado, la invitación de Dios: La vocación. Antes todos hacían las cosas por vocación. Hoy todo se hace profesionalmente. Pero que la profesión no mate la vocación. Porque si no, le perdemos la riqueza que tiene cada misión. Cuando sos invitado y llamado, eso te da identidad y dependiendo quien te llame es la fuerza de esa identidad. La vocación es fuerte si el que te llama es muy potente. El que te llama aquí es Dios. Para ser catequista hay que sentir el llamado de Dios. Y cuando te llama te confía una misión. ¿Y cuál es la misión, la tarea que se nos tiene confiada? Escuchar, anunciar y servir”, sentenció el presbítero trasandino.

La jornada concluyó con un signo de compromiso y envío consistente en colocar una pulsera al compañero de puesto con el lema “Catequista Misionero: Escucha, anuncia y sirve”.

 

Fuente: Comunicaciones Iglesia de Santiago

Fotos: Nibaldo Pérez, Iglesia de Santiago


 

Ver todas las noticias

INPAS


Moneda 1845, Santiago de Chile
Fono: (56-02) 530 7170 - E-mail: inpas@inpas.cl